15/6/09

La felicidad




Hoy leía en el blog de Ivy, en un post antiguo, algunas cosas que nos hacen felices a las mujeres, les recomiendo que lo lean porque es muy gratificante. Eso me hizo pensar cuáles son las causales de mi felicidad.


En primer lugar aclaro que no creo en la felicidad "24 hs.", pero si siento que a pesar de las adversidades se puede ser positivo y ponerle buena onda a cada minuto que se nos regala en esta vida.


En cada etapa de la vida las prioridades cambian y por supuesto la felicidad llega de manera diferente.


Mi mayor felicidad son mis hijos, sus formas de ser tan diferentes, sus sonrisas, sus besos, verlos crecer y caer en la cuenta de que falta muy poco para que "vuelen" para lograr sus sueños.




Seguir enamorada del mismo hombre a pesar de todo y de todos, del tiempo y del agua que sigue pasando debajo del puente.



Saber que mi mamá está tan cerca que puedo darle todos los días un beso y saber que después de tanto cuidarme, hoy puedo hacer lo mismo por ella.






Tener amigas leales, las que conozco desde la infancia y las que la vida me fue regalando a lo largo del camino: Sandra, Rita, Adri, Andy, Vivi, Nancy, Monica.





Soy feliz con mi forma de ser, porque no me callo lo que siento (aunque me cause problemas), porque perdí las inhibiciones de la adolescencia y hago lo que quiero, cuando quiero, sin rendirle cuentas a nadie, porque no creo en las culpas pero sí en las responsabilidades. Porque viajo cada vez que puedo, y si tuviera plata la gastaría toda, disfrutando de las maravillas del mundo que me encantarían conocer.
Soy feliz y me siento muy orgullosa con mis logros y, cuando fracaso, me bajoneo pero nunca bajo los brazos, porque siempre tengo guardado un sueño por cumplir.



Me emociona saber que mi hijo este año termina la Secundaria, que se va de viaje de egresados, que en diciembre en su fiesta de colación bajará las escaleras de mi brazo y que voy a llorar como loca cuando le entreguen su diploma y sobre todas las cosas porque es una maravillosa persona.




Me siento feliz cada vez que mi hija me mira y la puedo acariciar y besar, porque antes de cumplir un mes de vida casi se muere y siento que cada segundo que ha vivido desde entonces, sana y feliz, es el mejor regalo que me ha dado Dios.





Me siento feliz porque mi viejo desde arriba me acompaña cada día, y mis logros son también sus logros y en cada caída me ayuda a levantarme.



Sólo le agradezco a DIOS esta vida que me ha regalado y me permite disfrutar.

11 comentarios:

Ivana Carina dijo...

Hola Susana! ^.^

Gracias por la promo! Jeje! =)

Y si, tal cual, la felicidad está en las "pequeñas" cosas cotidianas.

Y uno no está siempre feliz, tiene sus días, somos casi seres humanos... Ji jijijii...

Pero la felicidad consta en querer lo que uno tiene y saber disfrutarlo, a pesar de todo!

Buena semana!

Y me encantó leerte otra vez! ^.^

Un beso!

ALMA dijo...

Que lindo Su.

En este mundo blogger, hay veces que funciono a través de la fuerza, la "polenta" de nuestra queridísima Ivana.
Creo que esos amores que mencionas son en nuestras vidas personales, nuestras reservas, nuestros motorcitos con los cuales funcionamos y por quienes seguimos adelante, aunque el panorama a veces se nos presente sombrío.
No hay amor mas grande que el de los hijos, con sus logros o sus desdichas, las hacemos nuestras y lloramos con ellos, sentimos el amor de nuestro compañero, con sus defectos, con sus virtudes, con su panza, ya sin pelos...pero está a nuestro lado y nos reconforta y seguimos adelante; si tenés la dicha de tener a tus padres, abrazalos y decile que los querés mucho, mucho, dale cariño, dale amor... es lo único que te queda cuando ellos se van, el saber que estuviste acompañándolos en sus nanas, queriéndolos.

Te robé todo el espacio...juaj!

Un beso amiga

Susana dijo...

IVY: Gracias por tirarme ideas, jajaj.
Estoy muyyy ocupada para escribir, pero siempre leo tu blog.
Te mando un beso grande

ALMA: como siempre tenés las palabras justas para cada comentario. Gracias!!
Un besote!!

Colo dijo...

Hola tanto tiempo!

Ya veo que todos estamos con mucho trabajo! y es muy bueno eso!

Te dejo un abrazote y gracias por este texto que me emocionó!

Susana dijo...

Hola Colo!!
Gracias por tu mensaje. La vida loca que llevamos a veces nos hace alejar un poco de lo que nos gusta, pero siempre me doy una vueltita por los blogs amigos, aunque no deje comentarios.
Un beso grande!!

ALMA dijo...

Un beso muy grande en el día del amigo.

JASVI dijo...

Susana, wow, no sabes lo que me causó leer tu post...

Fue motivante, que lindo lo que has escrito, un abrazo fuerte y que bueno que disfrutes tu vida.

Que bien se sintió pasar a verte!!

cariños...

ALMA dijo...

Susana, hacete un ratito y escribinos algo. Se te extraña

Besito

D.I.E.G.O. dijo...

Es cierto la felicidad de 24 hs no existe, además si alguién está demasiado consciente de que es feliz y lo declama todo el dia es también dudoso.
Hay una canción de Lito Nebbia dice: nosotros no somos felices pero conocemos la felicidad, eso es para mi toda una definición

Abulafia dijo...

Si creo que eres feliz, lo que escribes es una receta de la felicidad mas real.
Salutacions
Abulafia

Clara Castillo dijo...

Qué hermoso! Qué bueno que seas feliz! El mundo sería un lugar más lindo si hubiera más gente feliz. :D
Besotes.