20/3/08

Sentimiento

No sabía cómo se sentía, hasta aquel que día me tocaste. De pronto todas las mariposas del estómago volaron a hacerme cosquillas en todo el cuerpo. Cada caricia me tocaba el corazón. Cada beso llenaba mi alma. No fue una casualidad que ocurriera aquel día. Fue el día que dejamos el orgullo, el egoísmo, los miedos y nos animamos, nos jugamos. Olvidamos las ironías, las dudas, los resentimientos y decidimos por fin mostrarnos tal cuál éramos. Nos costó llegar a esto. No fue fácil. No es fácil!!! ... pero nos tenemos el uno al otro y eso puede más que todo y que todos!!!
Nadie daba un peso por nosotros. Pocos nos imaginan juntos. Contra todos los malos augurios nuestra historia continúa!!
¿Qué lo más probable es que algún día se termine?. Puede que sí, puede que no, mientras tanto sigamos viviendo cada minuto como si fuera el último, cada beso como si fuera el primero ...
¿Que esta relación no goza de buena reputación? Y eso ¿a quién le importa? Somos felices juntos y puertas adentro, sólo vos y yo disfrutamos y sabemos lo que se siente cuando la pasión se apodera del cuerpo y el alma...

3 comentarios:

alexwatson dijo...

¿Quién puede arrogarse el derecho a juzgar una relación amorosa? Los sentimientos discurren en un plano espiritual que no está alcanzado por las leyes humanas, y cualquier juicio de valor que pretendan hacer los demás debe considerarse una invasión inaceptable. En la historia hay tristes y trágicos ejemplos de estas ingerencias hipócritas, en nombre de una "moral cristiana", a veces con resultados trágicos. Sin ir más lejos, la historia de Camila O´Gorman es un caso atroz, que todavía nos conduele.

Abulafia dijo...

No importa la reputación, importa vivir....
Sólo se vive una vez, y es bueno y sano vivir al modo que cada uno quiere o puede.
Salutacions
Abulafia

Susana dijo...

Alex y Abulafia, gracias por compartir la idea de que el amor no puede ser etiquetado.!!